El Alavés pone tierra de por medio y después resiste ante Osasuna

Foto: El Correo
Foto: El Correo

10 de Diciembre de 218 - El Correo

 

Con un sufrimiento inédito esta temporada en Ibaia, el Alavés Gloriosas logró ayer una victoria que vale mucho más que tres puntos. Las albiazules superaron por 2-1 a un notable Osasuna en un partido entre dos de los mejores conjuntos de la competición.

 

El choque respondió a las expectativas. Con dos equipos ofensivos, acostumbrados a dominar, transformar las ocasiones y asegurar las áreas iba a ser clave. Ese acierto a la postre resultó ser clave en el devenir del encuentro, que decidió un Alavés especialmente acertado, aunque algo irregular.

 

La victoria refuerza a las Gloriosas a falta de una sola jornada para el final de una primera vuelta casi impecable. Colíderes, todavía no saben lo que es perder. En el partido de ayer no pudieron mostrar su juego más brillante, pero mostraron un catálogo de virtudes, no todas tangibles, que convierten a los buenos equipos en candidatos a todo.

 

Pero costó que ambos conjuntos se soltasen ayer sobre el césped de un animado Ibaia. En los primeros minutos el tanteo no permitió más que algunos acercamientos esporádicos. Tímidos intentos más que firmes proposiciones. Al Alavés le costaba superar la presión alta planteada por las navarras y muchos de los pases, por el aire, eran despejados una y otra vez por la zaga de Osasuna. No estuvo cómodo el Alavés en los duelos aéreos.

 

Con un cuarto de hora jugado el Alavés empezó a hilvanar pases para pasar a manejar el ritmo del encuentro. Los espacios seguían siendo reducidos, pero las veloces extremos locales se acercaban cada vez más al área visitante. La jugada, repetida muchas veces con éxito a lo largo de la temporada, era sencilla. Circulación por el centro hasta encontrar huecos en la banda y aprovechar la velocidad de Ane Miren y Urbani para surtir de buenos balones a Sanadri. En el 36 la extremo vitoriana recibió un buen envío de Tomi que transformó en un excelente centro que Sanadri convirtió en el 1-0.

 

Casi de forma natural, el tanto despertó al Osasuna, que buscó la igualada antes del descanso, aunque sólo un tiro de Carrillo en el 45 asustó a Mutri. Entre la guardameta y el larguero neutralizaron la ocasión. Al intermedio el guion planteado por Basarrate se estaba cumpliendo. El habitual acierto goleador albiazul había hecho acto de presencia. Cuidar la defensa ante un rival poderoso, como avisó el entrenador en la previa, debía completar la otra parte del plan.

 

Pero fue otra vez la pólvora local la que marcó la diferencia. En el 54, Ane Miren cogió el rechace de un disparo de Emma que se estrelló en el palo para batir a Zalba y marcar el 2-0. Con más de media hora por delante, el panorama invitaba al optimismo y, en cierto modo, a la tranquilidad. Osasuna buscó reengancharse desde el banquillo. La entrada de otra delantera dotó a las navarras de más pegada e hicieron recular varios metros a un Alavés incapaz de mantener el balón para matar el duelo. Así, un disparo raso de Zugasti en el 73 redujo distancias y revivió el choque.

 

Las rojillas, volcadas ya en el área albiazul, buscaron una y otra vez la igualada, pero la zaga vitoriana resistió. En el tiempo de descuento Maitane y Mutri salvaron a su equipo bajo palos. Osasuna se lanzó sobre el área vitoriana en los calientes minutos finales del partido, que acabó con ambos entrenadores expulsados por protestar, pero los puntos, valiosísimos, se los quedó un Alavés que sigue firme en el liderato y deja en seis puntos a un rival directo como Osasuna.

 

Alavés Gloriosas: Mutri; Berezo, Vera, Spiazzi, Maitane; Tomi, Emma (Hartard, min. 63), Sara Tazo (Alba, min. 55); Ane Miren, Urbani (Alexia, min. 73), Sanadri (Vallejo, min. 83).

 

Osasuna: Maitane, Oihane, Mai Garde, Josune, Facila; Lidia, Nerea Valeriano (Vanessa, min. 67); Miriam, Leoz (Lorena, min. 58), Patri (Iara, min. 81) y Sara Carrillo.

 

Goles: 1-0 (36') Sanadri, 2-0 (54') Ane Miren, 2-1 (73') Zugasti.