El Berriozar remonta al EDF en un duelo con mucha polémica

13 de Marzo de 2017 - Diario de Noticias de Navarra / LFF

 

El Berriozar se llevó una victoria clave en sus aspiraciones de pelear por la permanencia ante un EDF que pierde la segunda plaza en favor del San Ignacio. Las riojanas arrancaron con fuerza y la primera media hora fue suya. Tras dar varios avisos Sheila logró el 0-1 a pase de Lorena Valderas en el minuto 19. En el 32' Laura logró el empate con un gol olímpico en el que la guardameta visitante terminó por meter el balón en el marco en su afán de despejar.

 

La polémica llegó en la segunda mitad, en el 61' dos jugadoras del EDF Logroño fueron expulsadas por roja directa. Las navarras se fueron arriba y Tina adelantó al Berriozar en el 74'. La tensión fue en aumento además de en el campo en la grada con ambas aficiones implicadas, y el árbitro suspendió el choque por unos minutos hasta que llegó protección policial por los insultos que llegaron de parte de la afición del EDF. Durante el periodo en el que estuvo el encuentro parado, llegó una tercera expulsión riojana. María sentenció con el 3-1 en el 78' y llegó una cuarta expulsión foránea antes de que Esti colocara el definitivo 4-1.

 

El EDF pese a perder por roja a Lorena, Yanguas, Ana Velázquez y Alicia, tuvo la buena nueva del debut de Judith Caravaca y Jessi Higueras llegadas del Murcia Féminas del Grupo VII de Segunda y también la vuelta tras una larga lesión de Alicia Varas.

 

Berriozar: Maitane, Zuriñe, Ana, Ane, Sote, Amaia, Laura, Esti, Isa, Tina y Alicia. También jugaron Mónica, María, Ainhoa Zafra y Marta.

 

EDF Logroño: Andrea, Judith Caravaca, Rebeca, Judith Luzuriaga, Yanguas, Miriam, Ana, Aida, Sheila, Lorena, Ana. También jugaron Jessi, Alicia, Irene y Carmen.

 

Goles: 0-1 (19') Sheila; 1-1 (32') Laura; 2-1 (74') Tina; 3-1 (78') María; 4-1 (85') Esti.

 

-----------------------

rioja2.com

 

El pasado domingo 12 de marzo tuvo lugar el partido entre el Berriozar y el EDF Logroño, correspondiente a la vigésimo primera jornada del grupo 2 de la Segunda División femenina. Durante buena parte del partido, sus cauces fueron los normales, con dos equipos jugando y luchando por la victoria, en el caso del conjunto navarro con el objetivo de conseguir la permanencia, y en el caso del riojano para lograr el ascenso a Primera División.

 

Pero en el minuto 60 de la segunda parte y con empate a uno en el marcador, llegaría la jugada que marcaría el resto del partido. El árbitro, Pablo Allo, del colegio Navarro, expulsaba en la misma acción a dos jugadoras del equipo riojano, según el acta por decir "qué puta vergüenza", cuando las jugadoras afirman que dijeron "vaya vergüenza". 

 

El partido seguiría con el Logroño dominando, pero llegaría el segundo gol del Berriozar. En este momento es cuando el árbitro decidió suspender el partido, alegando que desde la grada se le estaba increpando y amenazando. De camino a vestuarios llegaría la tercera expulsión para el equipo riojano. El trío arbitral solicitó a la delegada de campo la presencia policial. Cuando la policía se personó en las instalaciones deportivas, el árbitro regresó al terreno de juego y se reanudó el partido.

 

El juego se desarrolló por los mismos derroteros, con el Logroño atacando y buscando el gol, pero en una contra llegaría el tercero del Berriozar. Aún daría tiempo para una nueva expulsión por parte del EDF Logroño, y el cuarto y definitivo gol por parte del Berriozar. Llama la atención que no fue un partido especialmente brusco, y que un equipo que en veintiún partidos ha recibido muy pocas tarjetas amarillas, acumule en un mismo partido cuatro expulsiones. 

 

El Director Deportivo del EDF Logroño, Fernando Martínez, calificó las acciones del árbitro como "decisiones extraordinariamente sorprendentes", mientras que el entrenador del club riojano, Héctor Blanco publicaba en redes sociales que "desde que empecé en este deporte con 4 años, NUNCA he vivido lo de hoy".

 

El Logroño con esta derrota se encuentra a un punto de la promoción de ascenso, y restan cinco jornadas para concluir la liga. El último partido se jugará en Pradoviejo contra el San Ignacio, equipo con el que se está jugando el play-off. Aunque la preocupación de las riojanas es que puedan perder para varios partidos a las jugadoras expulsadas el pasado sábado, siendo todas ellas titulares y fundamentales para el equipo. Como ha dicho Fernando Martínez, "hay que olvidar lo sucedido, y que nadie dude de que vamos a pelearlo hasta el final".