Remontada de NSB Bigmat Fontecha sobre Pauldarrak que aprieta la parte baja

Foto: Santi Otero
Foto: Santi Otero

14 de Marzo de 2017 - Correo de Burgos

 

Con empuje y corazón superó ayer el primer match ball el BigMat Fontecha. El combinado burgalés salvó los muebles in extremis en un duelo vital para mantener vivas sus esperanzas de salvación. Remontó en el último suspiro un encuentro que se le puso muy cuesta arriba frente al Pauldarrak con dos tantos de Güemes, que obraron el milagro, y uno más de Llopis en el tiempo de prolongación.

 

Tres puntos de oro para las burgalesas que suponen un bálsamo en la difícil misión que tienen por delante en un complicado final de temporada. Todo lo que no hubiera sido conseguir una victoria habría sido un paso hacia la Regional. No fue una contienda sencilla, ni mucho menos, para la escuadra que dirige Marci. La tensión se mascaba en el ambiente desde antes que el colegiado diera el pitido inicial.

 

Los nervios pasaron factura al BigMat Fontecha en los primeros compases del duelo ante un Pauldarrak que se ha mostrado mucho más peligroso a domicilio esta temporada. Y dejaron buena prueba de su peligrosidad de salida. De hecho, fueron las vizcaínas las únicas que lograban plantarse con relativa claridad en campo contrario. Amaia desató las hostilidades en el minuto 8 con una falta desde el vértice del área grande que detuvo bien Paula. Acto seguido la atacante vasca, la más incisiva de las jugadoras vizcaínas, volvió a plantarse sola frente a la meta local, pero su disparo salió demasiado cruzado.

 

Las visitantes parecían tener el choque bajo control. Y pudieron golpear a las burgalesas al cuarto de hora de juego tras una falta lateral desde la derecha. Paula no llegó a despejar el balón, que fue cabeceado por Naia al larguero. Solo tras este susto parecieron sacudirse la presión las azulonas. Marta Charle probó fortuna con dos lanzamientos con la zurda que no encontraron los tres palos. Un espejismo, porque el Pauldarrak seguía haciendo daño a la espalda de la zaga castellana. Y superada la media hora de juego se adelantaron las visitantes en un balón en profundidad sobre el costado diestro que recogió Amaia con un buen control orientado que le permitió conectar un gran disparo cruzado que batió a Paula junto al palo.

 

La réplica de las burgalesas fue inmediata. Primero lo intentó Celia con una volea lejana que atrapó sin problemas Aitziber. Y acto seguido Nata sirvió un precioso balón en profundidad sobre la internada de Marta Charle, quien en posición escorada, cruzó el esférico. El balón se estrelló en la madera y se paseó por la línea de gol antes de que pudiera atraparlo la cancerbera de las de Barakaldo. Pero también las visitantes pudieron ampliar su renta con el tiempo casi cumplido en una acción por la banda derecha en la que Itsasne, casi desde el suelo, envió un balón a la cruceta de la meta del BigMat Fontecha.

 

Las tornas cambiaron tras el receso. El cuadro burgalés tenía que saltar al césped con el cuchillo entre los dientes y arriesgando al máximo. No le quedaba otra.  Con mucho coraje, aunque sin demasiado fútbol, el NSB consiguió volcar el duelo en el terreno de juego de las vizcaínas. Las locales avisaron en el 52 en una buena triangulación entre Güemes y Gadea que concluyó con un servicio al segundo palo. Allí apareció Natalia, con todo a su favor, pero su remate se fue incomprensiblemente fuera.

 

Las azulonas recobraron la fe en el 65. Güemes botó una falta lejana que repelió con muchos apuros Aitziber. El balón rechazado por la zaga volvió a caer a los pies de la gran protagonista de la remontada burgalesa, quien conectó un nuevo derechazo desde 20 metros sin aparente peligro. Pero una soberana pifia de la meta visitante, a quien se le coló el balón por debajo de las piernas, sirvió para que el 1-1 subiera al marcador.

 

El partido subió de temperatura y los ánimos de los contendientes se fueron encrespando. El BigMat Fontecha nunca perdió la fe. Y encontró su premio con el tiempo reglamentado a punto de cumplirse. Y de nuevo con la inestimable colaboración de la meta visitante. Corría el minuto 86 cuando un lanzamiento en largo del NSB llegó al área del Pauldarrak. Con todo a su favor y sin ninguna presión Aitziber no acertó a despejar y regaló el balón a Güemes, que tras regatearla y en posición escorada cruzó el balón para hacer el 2-1.

 

El tanto dio alas a las burgalesas, que acto seguido ampliaron su ventaja en una falta lejana que botó Güemes y tocó Aitziber con la punta de los dedos para desviar al larguero. Llopis, muy oportuna, siguió la jugada para empujar el balón a placer al fondo de las mallas.

 

Cantera Deportiva (Bizkaia)

 

Derrota del Pauldarrak en Burgos que obligará a reaccionar a la fabriles en busca de la permanencia. Las barakaldesas controlaron en la primera mitad y en el minuto treinta Amaia adelantó a su equipo con un buen golpeo en una jugada. En el segundo tiempo las de Serralta no pasaron excesivos apuros, pero en el 68' llegó el 1-1 en un disparo lejano que Aitziber no pudo parar. Entonces el Pauldarrak padeció un mal arbitraje con decisiones caseras. El colegiado no pitó un penalti a Irati y hubo varios fueras de juego dudosos señalados. Sin embargo, en el 86' una jugadora local se aprovechó de su posición adelantada a la línea defensiva para marcar. Ya en el descuento el Nuestra Señora de Belén sentenció.

 

NSB Bigmat: Paula, Heras, Naiara, Sandra, Lidia, Celia (Lorena 89'), Gadea (Andrea González 61'), Güemes, Paola (Llopis 79'), Marta Charle, Natalia (Claudia 57').

 

Pauldarrak: Aitziber, Naia, Ainara, Joane, Julene (Nagore 75'), Oihane, Iera (Virginia 87'), Irati (Arrate 68'), Itsasne, Amaia (Haizea 81'), Ane Agirre.

 

Goles: 0-1 (30') Amaia; 1-1 (65') Güemes; 2-1 (86') Güemes; 3-1 (89') Llopis.