Un tiempo para cada equipo y reparto de puntos entre Bizkerre y Sani

24 de Septiembre de 2018 - LFF

 

Tarde veraniega y buen ambiente en la grada de Bolue para presenciar el derbi entre Bizkerre y Sani que finalizó con reparto de puntos, 1-1. Se adelantaron las bilbaínas en el minuto 13 por mediación de Laura, siendo Marina la encargada de poner las tablas en el minuto 75.

 

Ambas escuadras saltaban al terreno de juego con el recuerdo aún fresco de las dos goleadas encajadas la pasada jornada necesitando un triunfo tras su renqueante inicio de competición y de paso poner fin a la sequía de puntos en ambos casilleros.

 

La cosa prometía. El partido comenzó con un Sani que ni en sus mejores sueños podría haber imaginado un inicio de partido tan plácido ante un timorato Bizkerre. Las amarillas saltaron al terreno de juego con las ideas muy claras. Plantearon un encuentro “áspero” tratando de morder cuanto antes ayudadas por la escasa exigencia de las getxotarras en la presión sobre su defensa lo que permitió a ésta durante el primer periodo tener todo el tiempo del mundo para controlar el balón y pensar, obviando su centro del campo y enviar balones en largo a sus puntas incesantemente aunque sin demasiado éxito. Un intento tras otro que eran desbaratados por la defensa del Bizkerre pero que dejaban ese poso de intranquilidad en la defensa local ante la brega de Laura y Ziortza que no daban un balón por perdido. Con todo, el conjunto local apenas necesitó ocho minutos para disparar sobre la portería de Nagore tras robo de balón de Leire Vivas, pero el disparo de ésta salió por encima del travesaño. Nada más se supo en ataque en el primer acto de las getxotarras.

 

Laura y Ziortza se convirtieron en los principales focos de peligro del conjunto bilbaíno. Laura, la veloz jugadora amarilla, sería la encargada en el minuto 13 de hacer bueno un clamoroso error defensivo local y convertir una cesión a la portera getxotarra en una asistencia que tras penetrar en el área y driblar a la guardameta Lezuri envió el esférico al fondo de la portería. Las de Txapis, por tercera jornada consecutiva, se veían obligadas a remar a contracorriente. Ni el tanto en contra logró espolear a un conjunto local plano que veía cómo las amarillas campaban a sus anchas gozando de dos buenas ocasiones antes del descanso en sendos disparos de Arene y Ziortza que saldrían cerca de los postes de la portería defendida por Lezuri. Llegando al  final de un primer tiempo en el que las bilbaínas dominaron, se mostraron superiores pero no fueron capaces de cerrar el partido ante un Bizkerre sin poder de reacción.

 

En la reanudación parecía que el guión continuaría siendo el mismo ya que a las primeras de cambio Ziortza enviaba un remate al poste izquierdo de la portería de Lezuri. Comenzó el carrusel de cambios en el equipo local y la presencia de Marina dotó a las locales de un plus de agresividad a la hora de presionar a la defensa visitante que cada vez tenía más dificultades en sacar el balón jugado, nivelándose el encuentro. Las de Bolue empezaron a creérselo y comenzaron a merodear las proximidades del área bilbaína dando Diana un primer aviso con un fuerte disparo que salió muy cerca del poste y en el minuto 60 nueva incursión por banda izquierda de Diana, centro medido al punto de penalti y remate en plancha de Abalia que fue respondido con una espectacular mano de Nagore para enviar el balón a córner. A la tercera fue la vencida y en el minuto 75 Marina obtuvo recompensa a su constante batallar forzando el error en la defensa bilbaína. Presionó y robó un balón en la medular y tras superar en carrera a la defensa, se plantó ante Nagore y la batió con una sutil vaselina en su media salida subiendo las tablas al marcador. Las locales querían más y tras una nueva incursión por banda izquierda, Janire ponía el balón en el área para que Diana rematara desviado. Las amarillas comprendieron que el partido corría peligro. Entre la fatiga y el desparpajo local en esa fase y con 15 minutos largos por delante, asomó el temor en las huestes foráneas que intentaron dar un paso adelante que les permitiera lograr la primera victoria de la temporada de nuevo con Laura y Ziortza como máximos exponentes de su juego ofensivo, pero unas veces una atenta Lezuri a los balones a la espalda de su defensa y otras la falta de frescura, impedían que lograran rematar entre los tres palos, mientras que las ocasiones más claras para desnivelar el marcador eran para el cuadro local.

 

En su enésima incursión por banda izquierda, las anfitrionas centraron al segundo palo cayendo el balón a los pies de Marina que cedió a Paula para que ésta rematara desviado con todo a su favor, y la última y más clara en tiempo de prolongación, en esta ocasión se iniciaba por banda derecha tras un centro de María al segundo palo, el balón caía a los pies de Uxue que tras driblar a Nagore se trastabilló con el balón entre los pies y cuando se disponía a rematar a puerta vacía llegaría in-extremis Sandra para “robarle” el balón. En los instantes finales el Sani dispuso de varias jugadas a balón parado que llenaron de inquietud a la parroquia local, pero ya no se movería el marcador.

 

El Bizkerre mostró cuajo en el segundo tiempo y de haber tenido algo más de fortuna de cara a puerta podría haberse llevado incluso el partido pero tras lo visto en los noventa minutos el reparto de puntos podría considerarse justo.

 

Bizkerre: Lezuri, Aintzane (Uxue 63’), Haizea, Sara, Jugaitx, Abalia, Paula, Diana, Janire, Atxirika (Zeberio 53’) y Vivas (Marina 57’).

 

San Ignacio: Nagore, Naiara, Rodri, Reina, Neka, Maitane, Arene (Sandra 75’), Naira (Ane 64’), Jazz, Ziortza, Laura.

 

 

Goles: 0-1 Laura (13’), 1-1 Marina (75’).