Saltar al contenido

Las 10 lesiones olímpicas más comunes

mayo 3, 2022

¿Cuáles son las lesiones olímpicas más comunes?

  1. Lesiones por uso excesivo
  2. conmociones cerebrales
  3. Fracturas
  4. esguinces
  5. contusiones
  6. Contacto con objeto estacionario
  7. Lesiones de tendones
  8. Lesiones en las piernas
  9. Lesiones de codo
  10. Contractura muscular

1. Lesiones por uso excesivo

Algunas de las lesiones olímpicas más comunes son las lesiones por uso excesivo. Las lesiones por uso excesivo son cualquier lesión en la articulación o el músculo. Esto incluye fracturas por estrés, tendinitis y más, todas causadas por traumatismos repetitivos. Por lo general, las lesiones por uso excesivo son causadas por errores de técnica o errores de entrenamiento. Para evitar lesiones por uso excesivo, los atletas deben usar la forma y el equipo adecuados cuando entrenan o actúan. También deben controlar su ritmo cuando entrenan y aumentar gradualmente sus niveles de actividad. Para superar las lesiones por uso excesivo, la mayoría de los médicos sugieren tomar un descanso de la actividad y descansar. Este descanso permite que el cuerpo sane y vuelva a su fuerza, flexibilidad y movimiento habituales.

2. Conmociones cerebrales

Las conmociones cerebrales son lesiones cerebrales y generalmente ocurren después de que hay un impacto en la cabeza del atleta. Las conmociones cerebrales pueden hacer que los atletas pierdan el conocimiento. Ciertos deportes de impacto como el boxeo y el fútbol tienen un mayor riesgo de sufrir conmociones cerebrales. Algunos síntomas que pueden experimentar los atletas incluyen confusión, mareos, problemas de memoria, dolor de cabeza, náuseas, visión doble, problemas de equilibrio y sensibilidad a la luz. Estos síntomas pueden aparecer inmediatamente o pueden tardar horas o incluso días y semanas en desarrollarse. Los atletas deben buscar atención médica de profesionales para decidir cómo proceder. Ellos le aconsejarán dependiendo de la situación.

3. Fracturas

Las fracturas suelen consistir en la rotura de un hueso y son muy comunes en los atletas olímpicos. Si esta ruptura en el hueso potencialmente perfora la piel, se considera una fractura abierta o compuesta. Algunos síntomas de una fractura incluyen hinchazón, hematomas, entumecimiento, sensibilidad, dolor intenso, deformidad y problemas para mover una extremidad. Los atletas deben buscar atención médica inmediata. La mejor manera de saber si el hueso está roto o no es hacerse una radiografía. Es posible que deban usar una férula o un yeso, e incluso a veces los atletas pueden necesitar cirugía. Si se requiere cirugía, los médicos pueden colocar clavos, placas o tornillos para ayudar a mantener el hueso en su lugar.

4. Esguinces

Los esguinces ocurren cuando hay desgarro o estiramiento en los ligamentos. Los ligamentos son las bandas de tejidos fibrosos que ayudan a conectar dos huesos en las articulaciones. Algunos esguinces comunes durante los Juegos Olímpicos incluyen roturas de ligamentos, dislocaciones y subluxaciones. Algunos síntomas de esguinces incluyen dolor, hematomas, hinchazón y capacidad limitada para mover esa articulación. Las formas de tratamiento inicial incluyen reposo, aplicación de hielo en el área, compresión y elevación. Aunque los esguinces leves se pueden tratar en casa, los atletas deben consultar a un médico si tienen dolor directamente sobre los huesos de la articulación lesionada o sienten entumecimiento, o no pueden soportar o mover peso en esa articulación.

5. Contusiones

Las contusiones ocurren cuando un vaso sanguíneo lesionado o un capilar filtran sangre al área circundante. Las contusiones pueden afectar tanto a los tejidos blandos como a los huesos. Las contusiones en los huesos se ven como manchas descoloridas y pueden desarrollar un hematoma en el hueso. Algunos síntomas de una contusión ósea incluyen sensibilidad, rigidez, hinchazón y dificultad para doblar el área afectada. Los moretones en los huesos pueden desaparecer por sí solos dependiendo de la gravedad de la lesión. Si es necesario, los médicos pueden realizar una resonancia magnética.

Las contusiones en el tejido de la piel o los músculos generalmente se denominan hematomas. Algunas características incluyen piel descolorada, el dolor aumenta cuando se aplica presión y, a veces, una pequeña protuberancia en el área afectada. Estos pueden curarse por sí solos, pero los atletas pueden descansar, aplicar hielo, comprimir y elevar el área.

El contacto con objetos fijos es muy común durante los Juegos Olímpicos. Esto incluye estar en contacto con otro atleta, el suelo o incluso un objeto. El contacto con objetos estacionarios puede provocar lesiones en todas las partes del cuerpo, incluidas la cabeza, las piernas, los brazos y más. No existe una forma infalible de evitar esto, ya que puede ocurrir cuando los atletas están actuando, especialmente durante eventos de deportes de equipo. Los atletas deben buscar asistencia médica inmediata ya que la gravedad de la lesión a menudo se desconoce de inmediato.

7. Lesiones de los tendones

Las lesiones de los tendones son comúnmente el resultado de un uso excesivo de ellos, especialmente para los atletas olímpicos que están entrenando constantemente. Es más probable que los movimientos repetitivos causen daño a un tendón. Algunos síntomas de las lesiones de los tendones incluyen rigidez, dolor y pérdida de fuerza en el área. La mayoría de las lesiones de los tendones se pueden tratar en casa descansando, colocando hielo en el área con una compresa fría, tomando medicamentos antiinflamatorios y participando en estiramientos y ejercicios suaves. Si la lesión no mejora y los síntomas siguen siendo graves, se debe consultar a los médicos, ya que pueden sugerir una resonancia magnética o una radiografía.

8. Lesiones en las piernas

Las lesiones en las piernas son muy comunes y pueden presentarse en forma de fracturas, esguinces, torceduras o dislocaciones. Las fracturas son grietas en los huesos y algunos síntomas incluyen dolor, hinchazón, moretones y piernas dobladas en ángulos extraños. Para tratar esto, los atletas deben visitar a los médicos para que puedan realizar una radiografía y determinar la mejor manera de tratarlo. Los esguinces se producen cuando hay un giro o una flexión que provoca un estiramiento o un desgarro en el ligamento. Algunos síntomas incluyen dolor, hematomas, tensión muscular e hinchazón. Para ayudar a tratarlo, los atletas deben practicar el protocolo RICE (descanso, hielo, compresas y elevación). Las distensiones son cuando se produce un desgarro o estiramiento en los músculos o tendones. Se pueden tratar de manera similar a un esguince. Por último, la dislocación ocurre cuando los huesos se salen de la articulación y los atletas deben buscar asistencia médica inmediata si ocurre.

9. Lesiones en el codo

Las lesiones de codo pueden ocurrir especialmente en forma de tendinitis de codo, que es la inflamación de los tendones que unen los huesos y los músculos. Algunas otras formas de lesiones en el codo incluyen fracturas, esguinces, distensiones y dislocaciones. Para tratar formas más leves de lesiones de codo, los atletas pueden seguir el protocolo RICE, ya que eso puede ayudar a que la lesión mejore en casa. Si las condiciones no parecen mejorar, deben visitar a un profesional médico para recibir consejos sobre cómo continuar.

10. Tensión muscular

Las distensiones, desgarros y tirones musculares se refieren al daño a un músculo específico o a los tendones de unión. Pueden ser el resultado de una inmensa presión ejercida sobre estos músculos. Los desgarros musculares también pueden dañar potencialmente los vasos sanguíneos pequeños que causan hematomas, sangrado local y dolor. Algunos síntomas de distensiones musculares incluyen dolor en reposo, debilidad del músculo, hematomas, hinchazón, enrojecimiento e incapacidad para usar el músculo. Si la tensión no es lo suficientemente severa, los atletas pueden aplicar compresas de hielo y estirar el músculo en casa. También pueden tomar medicamentos antiinflamatorios para ayudar a reducir el dolor. Si la lesión muscular no se cura o el atleta no puede caminar, debe buscar asistencia médica.