El Ariznabarra recobra la sonrisa ante el mejor rival posible

20 de Marzo de 2017 - LFF

 

El Ariznabarra se reconcilió con el triunfo ante el Oiartzun y las celestes recuperan el pulso en su lucha por la permanencia ante el rival soñado, nada más y nada menos que al hasta ayer líder, rompiendo la dinámica negativa de resultados ante un rival al que le tienen tomada la medida, empate y triunfo, único conjunto imbatido ante las gipuzkoanas, que tras la derrota vieron cómo  Zarautz y Bizkerre les sobrepasaban en la clasificación por el average.

 

Con esta victoria las de Iñigo Yarritu ascienden hasta la 13ª posición, abriendo un hueco de dos puntos con los puestos de descenso y empatado con el Aurrera que se encuentra situado en la 14ª plaza, susceptible de arrastre.

 

Las gasteiztarras eran conscientes de lo que se les venía encima, iniciaban la jornada en puestos de descenso directo tras el triunfo de sus paisanas del Aurrera ante el Barakaldo y saltaron al terreno de juego con el cuchillo entre los dientes.

 

Primeros cuarenta y cinco minutos muy disputados e igualados,  sin excesivas ocasiones para ninguno de los dos conjuntos en la que las celestes se adelantaron en el marcador tras una buena acción por banda de Susana que centró al área para que Ruth rematara al poste en primera instancia, pero el rebote le favoreció a la goleadora local que solo tuvo que empujar el balón al fondo de la portería gipuzkoana, 1-0.

 

El segundo tanto local llegaría tras una contra local en la que Amaia abrió a banda para Jenni, ésta ganó línea de fondo poniendo un pase atrás para Ruth que finalmente una defensa oiartzuarra acabó por introducir el balón en su propia portería en su afán por impedir el remate de la goleadora local, 2-0. Resultado con el que los equipos se retiraron a los vestuarios. 

 

Tras la reanudación y con el partido bien encarrilado las anfitrionas no aflojaron y continuaron plantando cara a las de Arregi que lo intentaban pero sin apenas generar ocasiones claras, siendo en un desajuste defensivo local cuando lograron recortar distancias en el marcador mediada la segunda parte por mediación de Paula. Con el 2-1 y minutos por delante para nivelar el marcador, las gipuzkoanas lo siguieron intentando aunque con apenas mordiente, bien forzando faltas y saques de esquina que no se traducían en situaciones de peligro viendo cómo todos sus esfuerzos eran contrarrestados por el buen trabajo colectivo de las chavalas de Yarritu que incluso tuvieron alguna otra opción de haber aumentado su renta antes del pitido final.

 

Al fin, las celestes recobraron la sonrisa con una victoria que debe de servirles de impulso a partir de ahora ya que aún no están exentas de peligro y necesitan seguir dando pasos.  Por otro lado, la derrota del Oiartzun revoluciona la lucha por el campeonato añadiéndole más sal y pimienta.

 

Goles: 1-0 Ruth, 2-0 p.p., 2-1 Paula.