Saltar al contenido

Lista de habilidades futbolísticas

mayo 7, 2022

El fútbol es uno de los deportes internacionales más populares y requiere mucha habilidad y práctica para ser un jugador competitivo. Si bien el fútbol es divertido en todos los niveles, ganar la habilidad y la dedicación para aprender el deporte correctamente vale la pena a largo plazo. A continuación se muestra una lista de habilidades futbolísticas que son importantes para practicar al aprender este juego clásico:


Regate

Driblar es una de las formas más esenciales de mover una pelota hacia arriba o hacia abajo en el campo de fútbol. Ser bueno regateando depende de un gran control del balón. Mientras que driblar es una de las partes más esenciales del juego de fútbol, ​​muchos no saben cómo driblar correctamente. Si bien un pase generalmente se realiza con la parte interior del pie, la forma correcta de regatear es con la parte delantera del pie, con los cordones primero. Esto requiere mucho más control que usar la parte interior del pie, pero es mucho más rápido llevar la pelota al campo y vale la pena practicar. Recuerda que tus piernas no deben estar rectas mientras driblas, y debes estar doblando las rodillas para tener más movilidad y velocidad.

Paso

El fútbol nunca debe ser un espectáculo de un solo hombre. Tener confianza y comunicación con tus compañeros es fundamental, y una de las formas de practicarlo es pasando. El pase es una habilidad en el fútbol que nunca se deja de usar. Es cómo la pelota viaja de un jugador a otro. Hay muchas formas de pasar, pero la forma más estándar es usar la parte interior del pie para pasar. Los diferentes tipos de pases incluyen pases saltados y elevados. Un defensor suele realizar un pase elevado para despejar el balón del área del portero. Un chip, por otro lado, tiene una longitud más corta y se realiza con la parte delantera del pie, mientras que una patada elevada generalmente se realiza en ángulo con la parte interna del pie.

malabares

El malabarismo es una habilidad que quizás no uses durante un juego, pero es un ejercicio que la mayoría de los jugadores aprenden a una edad más temprana. Practicar malabares les da a los jugadores una mayor sensación de confianza con la pelota y ayuda a ganar control tanto en los pies como en el centro. Cuando trabajes en los malabares, asegúrate de usar los muslos, los pies, el pecho y la cabeza.

Pretender

Nunca es bueno dejar que el equipo contrario conozca tu plan. Una salida falsa en el fútbol es una excelente manera de superar la ofensiva o la defensiva. Una forma de hacer una finta es haciendo un retroceso, donde en lugar de avanzar con la pelota, la tira detrás de su cuerpo y cambia rápidamente de dirección, atrapando al compañero de equipo contrario con la guardia baja. También puedes simular un pase o una patada en la dirección opuesta antes de usar el otro pie para regatear o pasar el balón de forma que el equipo contrario no lo espera. No dejes que tus ojos traicionen tu plan; al mirar en la dirección en la que finge el balón, el otro equipo no estará preparado para que usted cambie de dirección.

Tiroteo

Ser capaz de conseguir más goles que el equipo contrario es la forma en que un equipo gana el juego. Hacer pasar el balón a un portero es una hazaña en sí misma. Es fantástico practicar tiros con el portero antes de un partido. Trate de ir con el elemento sorpresa cuando dispare un tiro al arco disparando con el pie izquierdo para que aterrice en la esquina izquierda. Como la mayoría de los jugadores de fútbol son diestros, la mayoría de los porteros se lanzan hacia la derecha para bloquear un balón. Ten un propósito y apunta detrás de tu tiro para que puedas vencer al portero y enviar la pelota a la red.

Doblado

Si bien doblar la pelota no es una habilidad esencial, puede ser útil si se airea del lado de lo inesperado. Esta técnica utiliza la parte exterior del pie y hace contacto con el balón justo detrás del dedo más pequeño. La curva se usa principalmente cuando hay un tiro libre en la portería, ya que la curva de la pelota atrapará al portero con la guardia baja. También se puede usar mientras se juega, pero requiere una habilidad extrema. Cuando se hace correctamente, la pelota creará una curva cuando se patea en lugar de ir en línea recta.

Como el fútbol es un deporte sin manos, usar un cabezazo en el momento adecuado puede ser una excelente manera de sacar una pelota del aire y ponerla en tu posesión. Usando la parte frontal superior de la cabeza, puede obtener el control de una pelota en el aire derribándola hacia sus pies o dirigiéndola hacia otro jugador de su equipo. Tenga cuidado al cabecear la pelota y aprenda a hacerlo correctamente en un entorno de práctica antes de ejecutarla durante un juego, ya que una pelota en la cabeza podría causar lesiones graves si no se maneja correctamente o si el jugador no está preparado. Para realizar correctamente un cabezazo, golpea la pelota con la frente golpeándola, no dejes que caiga sobre tu cabeza con fuerza.

Torneado

Girar es otra excelente manera de mantener al equipo contrario alerta. Al cambiar su dirección con intención, desgastará a los jugadores contrarios que intentan seguirle el ritmo. Hay muchas formas diferentes de girar mientras se está en posesión del balón, y generalmente se usa para evitar que el otro equipo robe el balón. Aprender a girar mientras se dribla es una gran habilidad que todos los jugadores de fútbol deben conocer. Al hacer giros rápidos, mantienes al equipo contrario adivinando y tienes más tiempo para hacer un pase o disparar.

Regla de un toque

Practicar la regla de un toque es un ejercicio de entrenamiento en el que los jugadores aprenden a utilizar su tiempo cuando tienen el balón. Se traduce fácilmente al juego, ya que entrena a los jugadores en el pensamiento rápido y la precisión, y hace que el equipo contrario no tenga tiempo de hacerse con el control del balón.

portería

La mayoría de los equipos de fútbol tienen jugadores designados como porteros o porteros, pero en niveles más amateurs, a menudo el rol de portero es intercambiable. El portero es la única posición en el campo donde se permite usar la mano. No es tarea fácil tener pelotas volando hacia ti, especialmente cuando eres la última línea de defensa. Es importante practicar como portero para aumentar su confianza en su habilidad para bloquear y evitar que el balón haga un gol. Prepárate para los trucos del equipo contrario con algunas de las habilidades enumeradas anteriormente, como fingir o disparar al lado izquierdo. El portero debe aprender a leer el lenguaje corporal del jugador y utilizarlo a su favor a la hora de defender la portería. Los porteros también deberían ser buenos para despejar un balón con los pies al hacer una patada elevada, sacándolo efectivamente de su zona.