Saltar al contenido

Sanción por mala conducta en voleibol

mayo 10, 2022

El voleibol tiene muchas reglas y matices específicos del deporte en sí. Si un jugador se encuentra en violación de estas reglas, está sujeto a una sanción por mala conducta. La sanción varía en severidad según la acción del jugador respectivo y es señalada por el árbitro mostrando una tarjeta amarilla o roja.

Definición

La sanción por mala conducta en voleibol está redactada de manera bastante ambigua en la mayoría de los manuales. Las acciones típicas que justifican una sanción por mala conducta son la conducta grosera contraria a las buenas costumbres o principios morales, la conducta ofensiva como palabras, gestos despectivos o insultantes o cualquier acción que exprese desprecio. Los actos de mala conducta más graves suelen incluir acciones de agresión a través de ataques físicos o comportamiento agresivo y amenazante continuo. Aún así, las penalizaciones por mala conducta se utilizan principalmente para prevenir conductas antideportivas, eliminar lesiones y peleas del juego, y ayudar a mantener el espíritu del juego en todos los niveles de competencia.

De acuerdo con el libro de reglas oficial de USA Volleyball, Las sanciones por mala conducta se dividen en sanciones menores y mayores, según la gravedad de la acción en cuestión.. Las sanciones menores, como jugar con la red o la pelota y actuar de manera grosera con el oponente, no dan lugar a sanciones. Si se observa una sanción por mala conducta leve, el capitán del equipo de ese jugador recibe una advertencia verbal. Si no se realiza ningún cambio, se señala un aviso final formal mediante la emisión de una tarjeta amarilla. Los actos significativos de mala conducta, como acciones agresivas o violencia contra un oponente, resultarán en una tarjeta roja. Los actos repetidos de sanciones menores después de recibir advertencias también pueden resultar en una tarjeta roja. Las tarjetas rojas dan como resultado que el equipo sancionado pierda tanto el servicio como un punto para su oponente.

Resultado

El resultado de la penalización es el mismo en todas las ligas y niveles de juego. Si se ha cometido un acto de mala conducta menor, se le da una advertencia o tarjeta amarilla al culpable. Si las acciones continúan o se consideran una muestra importante de mala conducta, se otorga una tarjeta roja al equipo del jugador infractor y se revoca un punto de su puntaje. También son posibles la expulsión y la descalificación por el resto del partido o futuros concursos.

Señal de árbitro

Señal de árbitro de penalización de mala conducta de voleibol

Si un árbitro decide sancionar una falta por mala conducta, se da una advertencia verbal a ese jugador. Se presenta una tarjeta amarilla al equipo del jugador infractor si las acciones continúan. Cuando se intensifica aún más, se da una tarjeta roja a todo el equipo y se quita un punto al equipo del jugador infractor. Si ambas tarjetas se presentan simultáneamente, ese jugador podría ser expulsado del resto del partido o incluso ser descalificado para futuros partidos según la gravedad de la sanción.